¿Por que lloro tanto?

Cuando iba al psicólogo hace algunos años ya, me decía que llorara lo que quisiera siempre, por que así no reprimiría mis sentimientos y por ende poco a poco me sentiría mejor.

Lloramos la perdida de alguien cercano no por su muerte como tal, lloramos por que no tendremos nunca más la oportunidad de oler,  cruzar una palabra, abrazarla, reír, compartir momentos con ellos, aprender de su sabiduría si son personas mayores que nosotros, etc. Hoy lamentablemente a fallecido el abuelo de José Luis, mejor conocido como @Choch3 en twitter, y sin quererlo mientras comía hace unos minutos, no pude evitar pensar en como la esta pasando. Leí que por lo menos ayer llego a visitarlo por la noche.

En mi vida solamente he tenido dos perdidas grandes con su forma de muerte, mi abuelo (que la verdad era un padre para mi) y recientemente mi tía. Se que hay personas que me dirán ¿aun no lo superas?, yo les contesto diciendo que, la perdida de un padre y una madre nunca las puedes superar. Si claro día con día va doliendo un poco menos pero el dolor persiste.

José Luis, muchas de las personas que te queremos no encontramos la forma de decirte cuanto sentimos lo que paso, recuerda que ahi estamos para lo que sea necesario aunque tenga que viajar hasta Ranch Luis un abrazo.

In Memoriam

En casa despertamos hoy recordandote, no es que no lo hagamos cada día, hoy fue diferente.
Son 4 meses desde quebré fuiste, 4 meses desde que tu ausencia nos consume poco a poco, es que, para michos eras una persona tan indispensable en su vida… El egoísmo nos hace desear que siguieras aquí, no nos permite continuar el camino y dejarte ir, claro sin olvidarte.
Nunca tuve la oportunidad de agradecerte por haber sido una mentira, gracias a ti me convertí en la persona que soy hoy. El que me criaras me permitió desarrollarme en tantos aspectos que…gracias por enseñarle a se libre y a querés hace siempre lo que me gusta.
Mi madre te extraña también…extrañamos todos tus llamadas a las 6 de la mañana todos los días, tu risa.
Lila, mi Lila, jajaj sabes sigo siendo el único en la familia que te sigue diciendo así gordita…y lo haré toda mi vida.
Algo me dice que de alguna manera extraña podrás ver esto y lloraras de la misma manera en que en este momento inundo de lagrimas el teclado de este aparato…