Y yo te recuerdo…

 

Nunca me ha costado trabajo escribir sobre mi vida y las personas que me rodean, bueno tal vez sí, cuando escribo sobre alguien a quién no puedes olvidar por que esta presente de una u otra forma. Tiene casi un año de que de manera intensa, inesperada, hermosa te despediste de mi, que tu mano atacada por el implacable paso del tiempo manifestó su despedida, que esos hermosos e inigualables ojos azules me dijeron adiós.

Oh abuela, todos los días te recuerdo, no podría olvidar a una de las mujeres fundamentales en mi vida, una realmente especial, una de mis tres mamás. Has pasado a un nuevo plano, físicamente no estas aquí, ahora estoy más solo y esa era una de tus preocupaciones, siempre pensabas en mi…siempre, tal vez por eso no te querías ir, tal vez por eso esperaste a que fuera al hospital a recordarte un trato que hicimos, tal vez por ello he sentido tu presencia a mi lado tantas veces.

No te imaginas como hubiera deseado ser mejor estudiante y haber terminado mi carrera antes y que lo vieras y vivieras conmigo, que me vieras realizado como lo único que podría ofrecer al mundo, un licenciado. Que pudieras leer mi tesis y aunque no entendieras nada me dijeras cuan orgullosa estabas de mi, no te preocupes sé que siempre te llene de orgullo igual que a mi abuelo.

Estos días que ya paso en soledad por que no hay nadie en casa, me recuesto y pienso que estarías haciendo conmigo, recostada en mi cama escuchando mi estruendosa música sin molestarte y pidiendo solo que te pusiera tu novela, esas tardes en las que me quedaba dormido a tu lado y tu solo me tapabas y abrazabas…las extraño tanto. Mi abrazo de navidad, los fines de años en los que le agradecías a tu dios por haberte permitido estar un año más a nuestro lado, tus romeritos, tu bacalao, los sándwiches para antes de cenar.

Abuela, güereja, la unica persona con la que me encantaba compartir mi cumpleaños, aunque toda la familia se olvidaba de mi y nomás te felicitaban a ti jaja, ese link especial que no tenías con nadie más de la familia, al fin y alcabo yo era tu consentido…365 días son una eternidad, espero poder verte una vez más algún día de estos yaya, te extraño y te amo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s