Mi confesión

Un lugar repleto, humo de cigarrillo, el grupo de amigos que convive, las historias que cada uno tiene que contar son tan diferentes como el número de individuos hay en el mundo.

Derrepente la frase que cambia todo, todos los hombres son iguales

Creo que tiene razón pero también pienso que la realidad es que hay hombres un poquito menos hijos de puta que otros. Esos que dicen las mujeres que son raros de encontrar. Ya lo creo, siempre han existido los hombres despiadados, los hombres que abusan de mujeres, los que las maltratan.

La verdad es que no lo sé, debe ser una condición biopsicosocial, les encantan esos que son más hijos de puta que los otros, les gusta que las hagan menos, que las golpeen, no lo tomen a mal cuando lo lean, piénsenlo un poco y verán que lastimosamente lo que digo tiene razón.

Los menos hijos de puta como yo, somos ese tipo de hombres que nos gusta tratar bien a las mujeres, aunque de vez en cuando apretamos un poquito la rienda para que la chica no nos abandone…por lo que puedo analizar lo he hecho mal una y otra vez.

Tal vez convertirme en un verdadero hijo de puta sea la solución…tal vez no.

Anuncios