Mariposas

Más de un año tuvo que pasar, una separación forzada por circunstancias lejanas a mi.

Te he dicho muchas veces que la vida da revanchas y esta es la nuestra, las cosas sin planearse son siempre las que mejores satisfacciones nos dejan.

Un año donde te extrañe, un año donde te sufrí y un ańo donde evite a toda costa leerte, stalkearte.

Un año que termino de manera abrupta con un follow…con un followback y un extrañaba leerte de tu parte…te pensaba mucho en esos días y nunca sabré por que, suelo llamar a las personas con la mente por mas raro que aquello suene.

Un “tienes una misión” que me emociono como pocas cosas en la vida, le gustare? Le pareceré suficiente? Si rompo el encanto con mi aspecto? Si no soy como ella se imaginaba?

Esas cosas rondaron por mi mente hasta que llegue al lugar acordado, un cigarrillo para bajar los nervios y ahí estaba…una figura delgada y pequeña, un hermoso regalo, unos lentes obscuros. TU.

Asoleados, buscando un refugio en una calle transitada lejos del golpe del sol, mis ganas de abrazarte pero al mismo tiempo mi imposibilidad de quedarme callado, una comida que supo bien, un soundtrack hermoso con The Beatles y The Doors, Billy Eliot, lluvia torrencial patrocinada por Tlaloc, un restaurante inundado, tu a un lado mio.

Caminata por la lluvia…finalmente metro y el momento de despedirnos…un abrazo fuerte de tu parte y no tanto de la mía por que temo romperte…tu colgada de mi cuello yo cargándote como la delicada y hermosa dama que eres.

Un beso…otro abrazo, un gracias por existir, gracias por ser tu…otro beso, otro abrazo fuerte, mi corazón palpitando como si fuera a morirme y mira que si hubiera pasado habría sido la mejor muerte del mundo.

Finalmente la despedida…tu alejando te por el corredor y yo ahí como idiota pensando en correr tras de ti y robarte otro abrazo…otro beso…la promesa de que pronto nos volveremos a ver.

Anuncios